Ejercicios que puedes hacer en casa para fortalecer tus rodillas

Tienes la sensación de que tus rodillas son débiles, ¿te duelen después de caminar o correr ? Prueba estos sencillos ejercicios que puedes hacer en casa para fortalecer tus rodillas.

Las rodillas son la parte del cuerpo que más sufren a la hora de hacer cualquier deporte. Son la parte donde el cuerpo recibe todos los impactos a la hora de realizar diferentes actividades. Uno de los puntos débiles de cualquier corredor, por ejemplo, ya que sufren el impacto sobre el terreno por donde se pisa. Es por esto que las rodillas suele ser una de las articulaciones que más se resiente a la hora de practicar deporte. Por ello, es importante que las cuidemos al máximo.

Las rodillas son las que mayor desgaste sufren y lo normal es que aparezcan dolores. Una buena alternativa para evitar males mayores consiste en poner en práctica una serie de sencillos ejercicios para fortalecerlas. Conseguir unos cuádriceps fuertes y unos isquiotibiales que sepan responder es el objetivo. De esta forma, evitaremos las lesiones y contribuiremos a un mejor funcionamiento de estas articulaciones.

-Sentadillas : Es el ejercicio idóneo para el fortalecimiento de estas articulaciones, y también proporcionan flexibilidad. Consiste en abrir las piernas en paralelo a los hombros. Flexionar las rodillas, y bajar suavemente hasta que encuentres una posición cómoda, si lo haces contra una pared mejor. Aguanta 15 – 20 segundos para empezar y vuelve a subir. Poco a poco tienes que ir bajando más y aguantar más tiempo, hasta 2 minutos seguidos.

-Contracciones : Con la ayuda de una silla, nos sentamos y estiramos las piernas, de tal forma que los talones toquen el suelo. Se mantienen las rodillas rectas, al mismo tiempo que tensamos los músculos de los muslos unos diez segundos. Acto seguido relajamos tres segundos. Lo ideal es realizar diez repeticiones en dos sesiones diarias.

-Elevación de piernas : Seguimos sentados en la silla. Y flexionamos las rodillas hasta conseguir una posición de 90º grados. Los pies reposados sobre el suelo. La pierna derecha está recta, y la elevamos lentamente hasta la altura de la rodilla izquierda. Mantenemos esa posición durante tres segundos y recuperamos la posición inicial. Diez repeticiones con cada pierna.

-Túmbate boca abajo : Dobla una rodilla lo más que puedas. Después baja la pierna y relájala. Diez repeticiones con cada pierna.

-Sentados en el borde de la cama o del sofá con las piernas estiradas : Inclínate hacia adelante para estirar la parte posterior del muslo. Hasta que sientas tensión  ” detrás de las rodillas “. Aguanta la posición durante 5 segundos.

Con estos sencillos ejercicios notarás tus piernas y rodillas más fuertes, seguro que evitas lesiones!!!

Alexis D. Vicente

¿ Conoces otros ejercicios para hacer en casa ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *