Las rodilleras para lesiones de ligamentos

Una de las lesiones más extendidas entre los deportistas es la que afecta a los ligamentos de sus rodillas. En esos casos las rodilleras para lesiones de ligamentos  son muy recomendadas. En la mayoría de los casos, una lesión de este tipo requiere de una intervención quirúrgica, mientras que en otros casos más leves,  una buena rehabilitación que permita fortalecer el músculo, un cambio de nivel y de tipo de actividad deportiva, así como la utilización de una rodillera que estabilice la articulación serán las pautas generales a seguir para recuperarse.

Pero, ¿cómo saber cuál es la rodillera que necesitamos para las diferentes lesiones de ligamentos? Existen multitud de rodilleras, pero hay que saber cuál nos conviene dependiendo del tipo de lesión que tengamos ya que, con la rodillera correcta, los ligamentos reposarán y ya no estarán sometidos a los esfuerzos de determinados ejercicios.

Algunas de las rodilleras aconsejadas para lesiones de ligamentos son:

-Profilácticas: están diseñadas para prevenir o ayudar a disminuir la gravedad de una lesión de la rodilla que se haya producido por aplicar una fuerza externa o realizar un giro demasiado forzado.( esguince de rodilla).

- Postoperatorias: diseñadas para colocar inmediatamente después de la reconstrucción de un ligamento de la rodilla. Son más largas y poseen elementos que controlan el grado de movilidad que debe darse a la articulación.

- Funcionales: proporcionan estabilidad mecánica de la rodilla cuando hay un ligamento roto y no reparado. Se utiliza más en la rodilla reconstruida porque previene la tensión o la sobrecarga de los ligamentos reparados, reconstruidos o en fase de cicatrización.

Pero, en el uso de rodilleras para lesiones de ligamentos igual de importante que  saber cuál es la que mejor que se adapta a cada lesión, también es primordial utilizar una rodillera  cómoda y que se adapte a la morfología de la rodilla. Además, a la hora de usar estas rodilleras para lesiones de ligamentos se recomienda poner una malla o un pantalón de ciclista por debajo para evitar las rozaduras y para ayudar a que transpire mejor.

Laura Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>